Al Día

Los Ultimos Boletines

Martes, 14 de Mayo de 2019
Volver

Impactos de la LEY DE FINACIAMIENTO

Con ocasión de lo establecido en el artículo 79 de la Ley 1943 de 2018, se ha entendido que a partir del 1 de enero de 2019 han desaparecido los beneficios tributarios que venía aplicando a los aportes a Fondos de Pensiones Voluntarias y a cuentas AFC. No obstante lo anterior, el Gobierno Nacional ha manifestado su intención de mantener estos beneficios, con el fin de no afectar el bolsillo de los trabajadores, para lo cual, existiría una interpretación que permitiría concluir que el artículo referido sólo tendría impacto en la depuración del impuesto sobre la renta, más no en la depuración de la base de retención en la fuente.

El artículo 79 de la Ley 1943 de 2018, modificó el artículo 235-2 del Estatuto Tributario, el cual a su vez fue adicionado por el artículo 99 de la Ley 1819 de 2016 (anterior reforma tributaria a la ley de financiamiento). Para entender los impactos que genera la modificación reciente, resulta necesario hacer un parangón entre la norma inicial y la actual:

Artículo 99 de la Ley 1819 de 2016
“Artículo 235-2. Rentas exentas a partir del año gravable 2018. A partir del 1o de enero de 2018, sin perjuicio de las rentas exentas de las personas naturales, las únicas excepciones legales de que trata el artículo 26 del Estatuto Tributario son las siguientes: (…)”
Artículo 79 de la Ley 1943 de 2018
“Artículo 235-2. Rentas exentas a partir del año gravable 2019. Sin perjuicio de las rentas exentas de las personas naturales del artículo 206 del Estatuto Tributario y de las reconocidas en los convenios internacionales ratificados por Colombia, las únicas excepciones legales de que trata el artículo 26 del Estatuto Tributario son las siguientes: (…)”

 
De esta manera, el artículo 79 de la Ley 1943 de 2018 estaría dando a entender que a partir del 1 de enero de 2019 sólo las rentas exentas del artículo 206 del Estatuto Tributario serían las únicas aplicables para las personas naturales, por lo que los aportes a fondos de pensiones voluntarias y a cuentas AFC no generarían ningún beneficio ya que estos no se contemplan como rentas exentas dentro del referido artículo 206.

Valga aclarar que las “rentas exentas” normalmente se tienen en cuenta para la depuración de la base de retención en la fuente y de la base del impuesto sobre la renta, por lo que si la ley de financiamiento restringe las rentas exentas de las personas naturales, ello significa que habría un impacto en los dos ámbitos.
En consecuencia, no podrían detraerse de la base de retención en la fuente los aportes a fondos de pensiones voluntarias y a cuentas AFC, ya que estos conceptos no están regulados en el artículo 206, sino en los artículos 126-1 y 126-4 del Estatuto Tributario, por lo que a partir del 1 de enero de 2019 se estaría derogando de forma tácita estos artículos en lo que riña con el nuevo artículo 235-2.
No obstante lo anterior, ha surgido otra interpretación y es que al margen de lo que diga el artículo 79 de la Ley 1943 de 2018, habría que tener en cuenta que el artículo que modificó esta norma, esto es, el 235-2 del Estatuto Tributario, está contenido dentro de las disposiciones del Libro Primero de este Estatuto que regulan la depuración del impuesto de renta y no dentro del Libro Segundo del mismo compendio.

Aquel que se encarga de regular la retención en la fuente, con lo cual, podría concluirse que la referida norma sólo aplicaría para la depuración del impuesto, más no para la depuración de la base de retención en la fuente.

La anterior interpretación se refuerza si tenemos en cuenta que los artículos 126-1 y 126-4 expresamente indican que los aportes a fondos de pensiones voluntarias y a cuentas AFC “no harán parte de la base para aplicar retención en la fuente y serán considerados como una renta exenta” en un valor que no exceda del 30% del ingreso laboral del año y hasta un monto máximo de 3800 UVT.
Con la frase citada, se podría interpretar que existe norma especial dentro de la legislación tributaria que da un tratamiento específico a estos aportes en retención en la fuente, lo cual no riñe con lo dispuesto en el nuevo artículo 235-2, ya que este último sería un artículo que sirve para la depuración del impuesto (no de la base de retención).

Adicionalmente, el artículo 369 del Estatuto Tributario señala que no están sujetos a retención en la fuente “Los pagos o abonos en cuenta que por disposiciones especiales sean exentos en cabeza del beneficiario”.

 
Consideramos que esta última interpretación sería una vía de salida a la intención del Gobierno Nacional de no afectar los beneficios tributarios que se generan sobre estos aportes, para lo cual, el 12 de marzo de 2019 el Ministerio de Hacienda publicó el comunicado No. 3 con el siguiente tenor:

“El Ministerio de Hacienda y Crédito Público se permite informar sobre las publicaciones respecto a las cuentas AFC y aportes a Pensiones Voluntarias:

Con el fin de dar claridad sobre el tratamiento tributario de las cuentas AFC y Pensiones Voluntarias, el Gobierno Nacional tomó la decisión de presentar un artículo interpretativo en la discusión del Plan Nacional de Desarrollo que mantenga los beneficios de rentas exentas y proteja a quienes tienen esas cuentas para gozar de beneficios tributarios.”
 
Sabemos que hasta la fecha el Gobierno Nacional no ha presentado una propuesta al Congreso en este sentido, resaltando que el proyecto de ley del plan nacional de desarrollo ya pasó su primer debate, faltando 3 debates más en el trámite de discusión legislativa.

De esta manera, estaremos informando a nuestros clientes los avances que tenga esta materia en la discusión legislativa del proyecto de ley del plan nacional de desarrollo, para saber cuáles son las decisiones definitivas que se tomen sobre el particular.